Contratar a una empresa que ofrece servicios de subcontratación laboral es una excelente solución para los problemas de trámites y situaciones con el personal, como la rotación y demandas laborales. Así, los contratantes pueden enfocarse en la productividad y generar más ingresos.

Según estadísticas, la subcontratación laboral representa oportunidades de empleo para cinco millones de trabajadores en México. Sin embargo, sólo 40% de las empresas y 4% de los trabajadores en tal esquema pagan impuestos y cumplen completamente con la Ley Federal del Trabajo.

Entonces, ¿qué pasa si no investigo correctamente y elijo una empresa que no cumpla con los requisitos?

Uno de los mayores problemas al que nos podemos enfrentar, es la vulneración de los derechos básicos de los trabajadores, como sus prestaciones, y por ende, generaría numerosos problemas legales y fiscales. Como resultado están la pérdida de recursos materiales y humanos.

Una empresa de tercerización que no cumple con el artículo 15 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) es aquella que no cuenta con contratos por escrito, no cumple con las disposiciones de salud, seguridad y medio ambiente en su espacio de trabajo, o que, de modo deliberado, viole los derechos laborales de los trabajadores para eludir impuestos (ISR) y el pago de cuotas al IMSS e Infonavit, entre otras.

En el artículo 15 C de la LFT se establece que “la empresa contratante de los servicios deberá cerciorarse permanentemente que la empresa contratista, cumple con las disposiciones aplicables en materia de seguridad, salud y medio ambiente en el trabajo, respecto de los trabajadores de esta última”, esto quiere decir que, como encargados, debemos asegurarnos que la empresa de subcontratación no opere fuera de la ley, ya que las consecuencias recaen directamente en ti.

¿Cómo saber si la empresa que quiero contratar es totalmente legal?

Deberás revisar ciertos puntos y aspectos que te darán la certeza de lo que estás contratando:

La empresa de subcontratación laboral deberá cumplir cabalmente las obligaciones contempladas en la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (LFPIORPI) con la finalidad de dar constancia que en la empresa no existe lavado de dinero o alguna actividad ilícita que pudiera mermar a quien contrata.

Deberán atender a los avisos e informes de la Unidad de Inteligencia Financiera donde se debe constatar los datos generales de quien realiza la “actividad vulnerable”, los datos generales del cliente o usuario y si es el caso, del dueño beneficiario, así como información a detalle sobre la actividad contratada.

Como empresa de outsourcing legal, también deberá contar con el aviso IMSS PS-1, aviso Infonavit-SIRESO (Sistema de Responsabilidad Solidaria) conforme al artículo 29-Bis y por último realizar la retención del 2% sobre nómina estatal, para Jalisco aplica en “Personas físicas o jurídicas que reciban la prestación de servicios de personal por parte de un tercero; no obstante que no paguen la nómina correspondiente de este personal, deberán retener el impuesto causado por el prestador de servicios de personal”.

Como empresario, es imprescindible contratar empresas de subcontratación laboral que cuenten con todos los puntos antes mencionados, y así evitarás altas multas y tendrás la certeza de colaborar con una empresa que se rige a través de la legalidad y los valores.

En DLC Corporativo contamos con cada uno de estos puntos, por lo que garantizamos un apego a la ley en su totalidad. Esto garantiza que, además de buscar las mejores soluciones para tu negocio, te ahorrarás problemas e invertirás tu tiempo en hacer crecer tu empresa. ¡Conócenos!


Con información del SAT, INFONAVIT, IDC Online, STPS.

Comentar post

Comentarios