Contratar una empresa que ofrece servicios de outsourcing es una excelente solución para diferentes cuestiones administrativas del corporativo como trámites y asuntos con el personal tales como la rotación y las demandas laborales.

Esta modalidad de trabajo facilita, en parte, la simplificación de tareas administrativas y la reducción de costos del negocio desde las contrataciones de personal externo hasta la mejora de procesos de innovación y tecnología. Según las estadísticas, el proceso de tercerización representa oportunidades de empleo para cinco millones de trabajadores en México, sin embargo, solo el 40% de las empresas y el 4% de los trabajadores en esta modalidad de trabajo, paga impuestos y cumple con la Ley Federal del Trabajo.

Entonces, ¿qué pasa si no investigo correctamente y elijo una empresa de outsourcing que no cumpla con los requisitos? Recordemos que una contratación de este tipo tiene también sus desventajas las cuales causan inestabilidad e inconsistencia en las actividades laborales tales como que el empleado no sienta, en su totalidad, que es parte de la empresa puesto que muchas veces sólo es contratado por un corto periodo de tiempo ya sea por proyecto o por programa empresarial a corto y/o mediano plazo.

Hay que estar alerta a las funciones y consecuencias de una mala elección de outsourcing, no olvidemos que el artículo 15-C de la Ley Federal del Trabajo nos dice que “La empresa contratante de los servicios deberá cerciorarse permanentemente que la empresa contratista, cumpla con las disposiciones aplicables en materia de seguridad, salud y medio ambiente en el trabajo, respecto de los trabajadores de esta última.

Lo anterior, podrá ser cumplido a través de una unidad de verificación debidamente acreditada y aprobada en términos de las disposiciones legales aplicables”, es decir que, como encargados, debemos asegurarnos de que la empresa de outsourcing que contratamos no opere fuera de la ley ya que las consecuencias recaen directamente en la persona y empresa antes o después.

Por otro lado, los delitos que puedes incurrir al contratar a una empresa ilegal son por abusar del régimen de subcontratación. De acuerdo con el artículo 1004-C de la Ley Federal del Trabajo, por contratar una empresa ilegal de subcontratación de personal de forma dolosa, como acción delictiva voluntaria, se impondrá una multa de 250 a 5000 salarios mínimos.

Contratar una empresa de outsourcing no es una decisión tomada al azar, las consecuencias de una mala elección pueden ser graves y pueden definir el futuro de tu negocio. Piensa en el bienestar y en el prestigio de tu empresa y de tus trabajadores. Elige una opción que demuestre experiencia, calidad en el servicio y competencia en el mercado. ¡Elige bien, elige DLC Corporativo!

En DLC Corporativo brindamos tranquilidad y credibilidad para tu negocio por medio de un equipo de especialistas altamente capacitados que ofrecen las soluciones necesarias en materia administrativa, fiscal, contable, financiera y de nómina mediante una asesoría personalizada para tomar las mejores decisiones en las áreas de Recursos Humanos, Legal, Fiscal y Contable, listos para juntos dar paso al éxito.

Comentar post

Comentarios